Este año, decidí devolver tanto amor que recibí por mi trabajo estos años de una manera muy especial, regalando la cobertura de la boda a aquella pareja con una historia que me llegara al corazón. Lu y Guille, son esta pareja. Y lo confirmé aquel día que me llegó un mensajito de Lu diciendo -Pauli, queremos que nuestra sesión preboda sea en nuestra casa, por acá pasa todo, acá nos abrazamos, nos peleamos, charlamos, somos nosotros-.