Esta es una pequeña carta para vos. De colega a colega. De fotógrafo a fotógrafo. De amante de la vida a amante de la vida. Tenemos la suerte de haber descubierto este arte tan bello y poder vivir de el. Pero aprender a vivirlo de forma sana y ordenada es el secreto para no convertirlo en un trabajo y simplemente depender de el. Ser fotógrafo implica ver distinto, implica ser responsable frente a los recuerdos, implica impactar el mundo con nuestra forma de expresar y lo mas importante: implica exponernos. Por qué? Porque en cada foto la gente va a ver cómo sos, cómo sentis y cómo vivis. Viví, reí, queré mucho, enojate, gritá, corré, saltá. Hace todo lo necesario para sacar lo que hay en vos. Mantenete puro y estable. Sé sincero y transparente. Este es el mejor consejo para tener éxito en lo que haces que puedo darte. Porque cuando uno está bien y ama lo que hace, se nota en el resultado.

Con cariño,

Pauli.